Ruta del Consumidor

 

Sin lugar a dudas estamos en una época histórica definida por el poder que, en gran medida, les otorgó la revolución digital a los consumidores gracias a la democratización de la información y la facilidad de interacción con las marcas en tiempo real. No obstante, en Colombia son pocas las personas que realmente conocen sus derechos como consumidores.

Las marcas tienen claro hoy que cualquier tipo de consumidor, sin importar a qué grupo demográfico pertenezca o cuáles sean sus características de identidad, es valioso, merece su atención y tiene el poder de influenciar otros consumidores para beneficio o riesgo de las mismas marcas.

 

12 DERECHOS DEL CONSUMIDOR

 

Lo que no pareciera estar tan claro hoy es precisamente esos derechos que tienen los consumidores, cuando de alguna forma sienten que son vulnerados por parte de las compañías. Estos son los 12 derechos del consumidor presentados por la Red Nacional de Protección al Consumidor.

1. DERECHO A RECIBIR PRODUCTOS DE CALIDAD

El consumidor tiene el derecho a obtener de los productores y proveedores, bienes y servicios que reúnan los requisitos y características legalmente exigibles, o las contratadas, anunciadas o aquellas que correspondan a las condiciones habituales y ordinarias del mercado.

2. DERECHO A LA SEGURIDAD E INDEMNIDAD

El consumidor tiene el derecho a recibir protección contra los daños o consecuencias nocivas que lleguen a afectar su salud, su vida y su integridad y que sean causadas por un determinado producto en condiciones normales de uso.

3. DERECHO A RECIBIR INFORMACIÓN

El consumidor tiene el derecho a recibir información veraz, suficiente y oportuna respecto de los productos que se ofrezcan o se pongan en circulación, así como sobre los riesgos que puedan derivarse de su consumo o utilización y sobre los mecanismos de protección de sus derechos y las formas de ejercerlos.

4. DERECHO A RECIBIR PROTECCIÓN CONTRA LA PUBLICIDAD ENGAÑOSA

El consumidor tiene el derecho a ser protegido, cuando el contenido de los mensajes no corresponda a la realidad o sea insuficiente, de manera que lo induzca o pueda inducirlo a error, engaño o confusión.

5. DERECHO A RECLAMAR

El consumidor tiene el derecho de acudir directamente ante el productor y/o proveedor y obtener reparación integral, oportuna y adecuada de todos los daños sufridos, así como tener acceso a las autoridades judiciales o administrativas para que lo tutelen, de manera que garanticen la efectividad y el libre ejercicio de los derechos que le asisten como consumidores.

6. DERECHO A OBTENER PROTECCIÓN CONTRACTUAL

El consumidor tiene derecho a obtener protección al firmar un contrato, así como de las cláusulas abusivas en los contratos de adhesión.

7. DERECHO DE ELECCIÓN

El consumidor tiene derecho a decidir libremente los bienes y servicios que considere satisfacen sus necesidades.

8. DERECHO A LA PARTICIPACIÓN

El consumidor tiene derecho a organizarse, elegir a sus representantes, participar y ser oídos por quienes cumplen funciones públicas, participar en el estudio de las decisiones legales y administrativas que les concierna y a obtener respuesta a sus peticiones.

9. DERECHO DE REPRESENTACIÓN

Los consumidores tienen derecho a hacerse representar por organizaciones o por sus voceros debidamente autorizados, para obtener soluciones a sus reclamaciones.

10. DERECHO A INFORMAR

Los consumidores tienen derecho a tener acceso a medios masivos de comunicación para informar, divulgar y educar sobre el ejercicio de sus derechos.

11. DERECHO A LA EDUCACIÓN

Los consumidores tienen derecho a recibir educación sobre la forma de ejercer sus derechos.

12. DERECHO A LA IGUALDAD

Los consumidores tienen derecho a ser tratados equitativamente y de manera no discriminatoria.

 

DEFENSA DE LOS DERECHOS

 

Si considera que un productor o proveedor le ha vulnerado alguno de sus derechos, cualquier consumidor colombiano puede acudir a la Superintendencia de Industria y Comercio y presentar una reclamación por los siguientes aspectos:

1. Inconformidad con las condiciones de calidad, idoneidad y seguridad del bien que adquirió o del servicio que contrató.

2. Suministro de información y/o publicidad que no corresponde con la realidad que lo indujo a error o que no fue veraz o suficiente.

3. Por advertir la existencia de una cláusula abusiva en un contrato o aquellas que establecen permanencia mínima sin que reporten beneficio al consumidor.

4. Incumplimiento de los términos de garantía.

5. Falta de indicación pública de los precios o indicación de los mismos con tachaduras o enmendaduras.

6. Incumplimiento en la entrega de un producto.

7. Por considerar que le están cobrando un interés superior al máximo legal en las ventas financiadas directamente por el productor o proveedor del producto.

8. Por no permitirle el ejercicio del derecho de retracto en la venta de bienes o prestación de servicios financiados directamente por el productor o proveedor, venta de tiempos compartidos o ventas que utilizan métodos no tradicionales o a distancia.

9. Por advertir que un instrumento de medición no está arrojando la medida adecuada.

10. Por advertir que el contenido de un producto pre-empacado es menor al anunciado en el empaque o etiquetas del mismo.

11. Por incumplimiento en la entrega de los incentivos de una oferta o promoción, o de los términos y condiciones.

12. Por haber sido reportado negativamente a las centrales de riesgo sin razón justificada por la ley.

13. Por disponer de su información personal de carácter privado o por darle a ésta algún tratamiento, sin su previa autorización.

Fuente: Revista P&M - 12 de Septiembre de 2016

 imagen noticia 9

 

Con toda seguridad a nadie le gusta tener dolores de cabeza al comprar algo que esperaba tener hace tiempo o ir a un restaurante que, por recomendación seria "1A" y ser mal tratado por los empleados. ¿No es así? ¿Pero, y a la hora de exponer una queja de la situación, es tranquilo o frustrante para usted?

Sabemos que a veces tenemos pereza de entrar en una discusión y esperar que todo sea resuelto por el establecimiento o por la empresa, pero una cosa SI es cierta: nosotros los consumidores, tenemos el TOTAL derecho de exponer nuestras quejas de cosas que no nos gustan, sea cual sea el nivel de insatisfacción.

Pero si usted es una de esas personas que no se controla, no tiene paciencia y ya quiere lanzarse al ruedo, tenemos algunos consejos para que usted exponga su queja de la manera más tranquila y centrada (aunque sea difícil para usted).

1. Cálmese y reclame solamente cuando no quiera matar a alguien.

Al pensar en exponer una queja el mismo día en que el problema fue descubierto, a menudo es un error. Usted puede sentirse más frustrado y agitarse si la empresa no le da una respuesta rápida. Espere, respire, sea positivo y exponga su queja solamente al día siguiente o cuando no quieras matar a alguien.

2. Evite ir a la oficina de atención presencial de la empresa en el auge del estrés.

Intentar entrar en contacto con la empresa de todas las formas posibles es súper valido. Busque en internet correos electrónicos, teléfonos y canales de atención online. Piense muy bien antes de ir a la oficina de atención presencial (si la empresa llegase a tener), apuesto que usted no quiere ser judicializado por ahorcar a alguien. Pero no se olvide, haga todo esto cuando esté más tranquilo con la situación. Tomando agua de valeriana se sentirá mejor o hasta después de un buen baño de espuma.

3. Coloque una queja en el sitio web EXPONGA SuQueja.

Exponer el problema con la empresa en el sitio web EXPONGA SuQueja también es importante. La plataforma es uno de los medios más eficientes de resolución de problemas de consumo de la actualidad en COLOMBIA. Muchas empresas responden a sus consumidores insatisfechos a través de los relatos registrados en el sitio web. ¡Pruebe esta opción! ¡Es muy buena!

4. No escriba todo guion de película.

Sea directo y objetivo. Muchos consumidores creen que exponer una queja, es como escribir un guion de telenovela o un libre de "Erase una vez". Por supuesto, usted tiene derecho a expresarse, en caso de que algo malo suceda, y la empresa tiene el deber de ayudarle. Pero cuanto más transparente y claro sea la explicación, tendrán más confianza el uno del otro.

5. Cuidado con la palabrita #@%&$

Muchas personas van a ignorar este tema, pero todo está bien. Recuerda, Quien avisa! Amigo es!
Tenga cuidado con las palabras de alto calibre. Los consumidores, las empresas y los establecimientos crean una barrera enorme cuando los insultos y palabras irrespetuosas hacen parte del proceso de resolución de los problemas. ¡Después de todo estás nervioso y no loco!

No deje de quejarse si ocurre algo que no le gustó, sea cual sea el nivel de insatisfacción. Acceda al sitio web EXPONGA SuQueja y comente sus inconformidades. Si la empresa reclamada es buena, ella te ayudará de alguna manera! Todos los consumidores tienen el derecho (por ley) de quejarse y las compañías tienen el deber de ayudar.

 

concepto compras close up retrato joven hermosa atractiva redhair nina sonriente mirando camara bolsa compra fondo pastel azul copie espacio 1258 856

 

Su preferencia de consumo, tanto en el hogar como en lo personal, son alimentos. 

Cuando se pregunta ¿en qué gastan las mujeres? algunos tienen su respuesta ya elegida: en ropa y accesorios. Sin embargo, y como dice el dicho, no todo es como lo pintan.

Antes de ponernos a deducir, es necesario tener claro que las mujeres compran cosas tanto para ellas como para la casa, por lo que dar ese tipo de afirmaciones no es del todo cierto. Y además, es necesario tener en cuenta que, los comportamientos varían año tras año.

Por ejemplo, en el 2013, según un estudio de Raddar, las mujeres hicieron compras por 156 billones de pesos, y la categoría donde más gasto hubo en el hogar e individual fueron alimentos.

“De cada 10 pesos, 7 fueron en compras para el hogar y 3 pesos fueron de compras para ellas”, aseguró la firma en un informe.

Una mujer en el hogar lo que más compra es alimentos con un 70,22% y le sigue vivienda con un 15,70%. Individual lo que más consumen son alimentos 20,3%, vestuario y calzado 15,7% y gastos varios 30,18%.

Adicional a esto, según Raddar para ese año, dentro de los productos que las mujeres más compraban para ellas estaban el shampoo, la crema dental y gaseosa.

Para el 2015, Fenalco Bogotá realizó un sondeo sobre las preferencias de consumo de las mujeres bogotanas. En este se evidenció que las mujeres consumían todo tipo de productos y servicios, y que el mercado femenino se enfocaba especialmente en sectores como la belleza, la salud y el turismo.

Según ese mismo sondeo, los lugares que más visitaban las mujeres para comprar diariamente eran las tiendas de barrio (45%), páginas en internet (32%), los minimercados (26%) y las misceláneas (23%).

En cuanto a lo que se consumía por visita de lugar, el 32% de las mujeres encuestadas en ese momento coincidieron que en las tiendas de barrio adquirían licores y cigarrillos, en los minimercados productos para el hogar (21%) y en los supermercados todo tipo de productos (25%).

Adicional a esto, para las mujeres es importante adquirir su vestuario y calzado en almacenes especializados y por departamento en la ciudad. Mientras que los productos tecnológicos si prefieren comprarlos a través de internet.


LO QUE DICEN LAS PLATAFORMAS DIGITALES


Según un informe del Observatorio de e-commerce Colombia, el 83% de las compras que se realizan en América Latina a través de internet tienen influencia femenina, ya que son las mujeres las encargadas de temas del hogar y artículos para la familia.

Pero ¿qué compran exactamente en las tiendas virtuales?

Linio.com afirmó que los productos más adquiridos por mujeres en la plataforma son celulares y smartphones, le siguen PC, televisores, colchones y base camas, y artículos para el cuidado del cabello.

“El día en el que más compran las mujeres colombianas es el miércoles y en promedio gastan $160.000 por pedido”, señaló Linio.com.

En el caso de Rappi, lo que más piden a través de esta plataforma de domicilios es mercado. Dentro de esta categoría lo que más compran son verduras (entre tomate y cebolla) y Coca-Cola Zero.

“Cuando se trata de antojo tienen tres artículos que suman el récord de pedidos: tés, granolas y quesos”, aseguró Rappi. Adicional a esto, en el historial de lo más pedido de las mujeres figuran las hamburguesas y productos de farmacia.

“Hoy Rappi cuenta con cerca de 250.000 usuarias activas que, si bien hacen muchos pedidos en días laborales, los centran en viernes y domingos. De igual manera, el medio de pago más utilizado por ellas es la tarjeta de crédito, seguida por tarjeta débito que es utilizada por 56.59% de las usuarias de la plataforma”, señaló.

 

FUENTE: PORTAFOLIO.CO

 

 

 notica esq

 

Ahorrar siempre está en nuestros pensamientos, sin embargo, no siempre logramos llevarlo a la realidad. Desde diferentes lados escuchamos la importancia de ahorrar, pero eventos y situaciones diarias se anteponen para conseguir este cometido.

Si unimos el esfuerzo de ahorrar con un sueño por cumplir, será más fácil tomar la decisión de no gastar hoy, acumular dinero para alcanzar ese objetivo financiero particular. En el campo de las finanzas personales, ahorrar es el medio para llegar a la meta propuesta.

¿Cuántas veces hemos dicho “la próxima semana comienzo a hacer dieta” o “el próximo mes me inscribo en el gimnasio”? Ahorrar es un hábito que idealmente debemos adquirir desde muy pequeños, pero que nunca es tarde para iniciarlo. Debemos mentalizarnos con que “sí podemos ahorrar”. La verdad es que todos podemos, independiente del nivel de ingreso, cada uno en su escala. Fíjese una meta de ahorro, por ejemplo el 10% de su ingreso mensual. Separe ese ahorro tan pronto reciba el sueldo, pues si lo deja para el final, es muy posible que no le quede nada.

Ya tomada la decisión de ahorrar, la pregunta es ¿dónde? Es fundamental realizar ese ahorro a través de un producto formal, es decir que sea manejado por una entidad que se encuentre autorizada. Revise bien ese aspecto pues podría caer en manos de captadores ilegales de dinero, que no le responderán por el dinero ahorrado. Cuando le ofrezcan un rendimiento muy superior a la tasa de inflación, pregúntese cómo logran pagar esa tasa de interés, seguramente es una “pirámide”.

Entidades financieras, como los establecimientos de crédito, son una alternativa para dejar el dinero ahorrado. Un ejemplo de este tipo de entidades son los bancos, que ofrecen productos como las cuentas de ahorro o los CDT’s (certificados de depósito a término).

Una ventaja de utilizar este tipo de entidades, es que los ahorros están protegidos por el seguro de depósito, que cubre hasta un monto máximo de cincuenta millones de pesos, en caso que la entidad se quiebre. Las cuentas de ahorro aun cuando pagan bajos intereses mantienen los recursos disponibles para los ahorradores. Por su parte, los CDT remuneran unas mejores tasas pero limitan la liquidez de los recursos, debiendo mantenerlos a un plazo específico.

Otra alternativa para guardar los ahorros, son los fondos de inversión colectiva (FIC). Son vehículos financieros administrados por sociedades fiduciarias o sociedades comisionistas de bolsa, donde éstas y sus fondos son vigilados por la Superintendencia Financiera. Los ahorros guardados en estos FIC, se unen con los de otras personas, logrando mayores montos de inversión, generando ventajas como menores costos e inversiones diversificadas. Se ofrecen gran variedad de fondos, con diferentes riesgos, plazos y rentabilidades esperadas (no garantizan una rentabilidad). Un aspecto relevante es ajustar su perfil de riesgo al tipo de fondo.

Hay fondos muy líquidos y que invierten en activos financieros de muy alta calidad, otros que invierten en activos, como por ejemplo bonos, acciones, monedas extranjeras, mezcla de algunos de estos activos, entre otros.

Los gastos son la principal limitante para el ahorro. Los hay grandes y pequeños, recurrentes y estacionales, pero al fin y al cabo son gastos. Hago una especial mención sobre los pequeños gastos, que muchas veces los despreciamos pero que pueden abrir un hueco en nuestras finanzas.

El café diario, la empanada de la esquina, el taxi por no madrugar, la cuota de manejo de algún producto financiero o el llamado cuatro por mil, son ejemplos de estos gastos. La solución es contar con un presupuesto que incluya tanto sus ingresos como sus gastos, realizando un control detallado sobre éstos.

Contar con ahorros nos da seguridad, pues ante una eventualidad tenemos recursos disponibles para solucionar el problema. Ese dinero guardado para estas situaciones, se llama un fondo de reserva. Además, tener un plan de ahorro es el primer escaño para cumplir nuestros sueños, a través del logro de nuestros objetivos financieros. Ahí es cuando valoramos ese esfuerzo y podemos decir que ahorrar siempre será bueno.

 

 

 FUENTE: FINANZASPERSONALES.CO

imagen noticia 7

 

Con el aumento que ha registrado el comercio electrónico en Colombia, sumado a la amplia oferta de productos que se encuentran en línea, son varios los beneficios que presenta este medio a los usuarios.

Para empezar, es necesario aclarar que comprar por internet no es sinónimo de estafa, robo, fraude o pérdida de datos; al contrario, es un comercio que alberga muchos beneficios pero que, así como las ventas físicas, también puede presentar eventuales amenazas.

El auge que ha tenido este tipo de compras en el país se puede ver reflejado en los resultados que ha mostrado la Cámara Colombiana de Comercio Electrónico (CCCE), entidad que para abril de este año reveló que, en todo 2017, las ventas electrónicas en Colombia registraron cerca de $14,6 billones, consolidando así un incremento del 14% con relación a 2016. En resumidas cuentas, los colombianos cada vez más están comprando por medios digitales.

No es tan complicado entender este sostenido crecimiento, pues en vez de caminar a un banco y hacer fila para pagar un recibo, muchos están prefiriendo hacer lo mismo en cuestión de segundos desde su teléfono celular.

El anterior es solo un ejemplo de cómo las ventajas del comercio electrónico se traducen en ahorro de tiempo, dinero y esfuerzo físico; incluso hay modalidades de pago que, con previa autorización del usuario, son capaces de descontar automáticamente el monto a pagar por parte de la persona, haciendo que el olvido de cancelar una factura sea cosa del pasado.

Si se traslada este escenario al de adquirir artículos en línea, el hecho de no salir de la casa y recibir los productos a domicilio es otro componente que atrae a muchos a recurrir a ese tipo de compras.

No obstante, así como en el comercio físico hay que estar alerta de no recibir un billete falso, un producto de mala calidad o de ser estafados, en el plano virtual también hay que atender una serie de recomendaciones para evitar ser víctimas de los delincuentes que operan bajo diversas modalidades asociadas a internet.

Andrés Bernal, gerente de Mercado Pago de Mercado Libre, compartió algunas recomendaciones para tener presentes al momento de hacer compras en línea.

Para este directivo es esencial validar elementos como la confiabilidad de la página web en la cual se busca hacer la compra. Lo anterior se puede lograr verificando los términos y condiciones que tenga la misma, que explique por ejemplo qué pasa si el producto adquirido no satisface las expectativas del cliente o simplemente llega algo contrario a lo que se ordenó; que en la plataforma se vea una inversión por parte de los desarrolladores de tal manera que sea fácil de navegar, que no tenga errores de ortografía y que los precios que muestran los productos no sean increíblemente bajos; todos estos factores son indicadores de que una página puede ser un anzuelo para estafar a potenciales compradores.

Con la intención de brindar seguridad en compras que involucren pagos con tarjeta de crédito o débito, existen plataformas como Mercado Pago y PayU, entre otras, cuya misión es garantizar una correcta transacción; dicho lo anterior es prudente verificar que los portales de compra cuenten con una de estas compañías que, de preferencia, cumplan con estándares internacionales en esa materia.

Un consejo adicional es, en lo posible, siempre hacer transacciones en computadores de confianza que estén conectados a redes de internet seguras, pues los ciberdelincuentes pueden instalar 'malwares' en los equipos para espiar la información de las personas y llegar a robar datos sensibles. De igual forma se recomienda manejar contraseñas seguras, que no sean las mismas para acceder a otros portales como redes sociales o correos electrónicos.

 

FUENTE: ELESPECTADOR.COM

^